viernes, 10 de agosto de 2018

                            PULIJONEANDO
“EL ELIXIR DE BACO”
Así es como algunos sobrenombramos a la famosa y típica limonada pulijonera. Una bebida, que en estos días tan calurosos del mes de agosto y tomada con moderación a la temperatura ambiente de la bodega, no solo sacia la sed, sino que refuerza el músculo y la mente para resolver con cierto éxito la presencia en los festejos diarios que ayuntamiento y grupos sociales presentan a fermosellanos y simpatizantes de la Villa.
 
“La limonada del Pulijón” ya es famosa entre los cientos de personas que acceden a sus bodegas donde disfrutan gratuitamente del arte que se atesora en esas “cuevas subterráneas” a la vez que la catan, en torno al baño de madera que la cobija, junto a los altramuces o chochos, preparados por Antonio “Mamón” y sabrosados en el agua del Tormes. Ambos elementos, limonada y chochos, forman una pareja tradicional durante estos “días de toros”.
Para que se encuentre en perfecto estado de degustación el equipo encargado de elaborarla, a las órdenes de Emilio, ¡¡ 45 años consecutivos dedicados a este menester!! se afanan a buena hora de una mañana agosteña  para preparar el vino, los limones exprimidos, el azúcar moreno y el resto de ingredientes que, siguiendo el ritual establecido, dan como fruto este refresco tan apetitoso.

Por ello,  todos cuantos se acerquen a disfrutar de las fiestas patronales de Fermoselle quedan emplazados a saborear este “Elixir de Baco”.

No hay comentarios: